Avanza la campaña electoral y el kirchnerismo se tiñe cada vez más de celeste

La campaña electoral ya está instalada, y ahora el llamado de Cristina Fernández de Kirchner a unir “pañuelos verdes y celestes” toma cuerpo en las alianzas que se están conformando.

El discurso del kirchnerismo es claro, el armado de un gran frente en contra de la avanzada neoliberal macrista es la prioridad. Y es en ese sentido que no importa a qué aliado se convoque, sino cumplir con el objetivo de «sacar a Macri». Para garantizar ese gran frente “anti macrista” la ex presidenta ha ordenado bajar sus listas en distintas provincias, para dar paso a lo más vetusto del PJ.


El nuevo mapa político de alianzas que se conoció en las últimas horas tendrá un impacto también en el movimiento de mujeres. Las razones quedan a la vista en una simple recorrida por los nombres que encabezan las listas para las próximas elecciones.

En Tucumán, por ejemplo, el candidato de Unidad Ciudadana, Hugo Cabral, desistió de su candidatura a intendente, evitando así una interna con el PJ. Esto permite que avance el candidato de Juan Manzur.