viernes 14 de diciembre

Ayuda a los niños a dormir mejor: apaga la luz

Los ojos de los niños permiten el paso de más luz que los ojos de los adultos.

Podrías pensar que estoy hablando metafóricamente, quizá refiriéndome a que los niños son más receptivos al mundo y sus bellezas, o a la facilidad con la que sus cerebros se transforman por lo que ven y lo que escuchan. Sin embargo, resulta que los ojos de los niños son un poco distintos en su anatomía, por lo que efectivamente dejan pasar más luz, así que un nuevo estudio sugiere que la exposición a la luz intensa antes de dormir puede ocasionar que su reloj biológico se desajuste.


En un artículo publicado el 4 de marzo en la revista especializada Physiological Reports, los investigadores ofrecen información sobre un experimento en el que midieron los niveles de melatonina, la hormona que regula el sueño, en un grupo de diez niños, cuyas edades oscilan entre los 3 y los 5 años.

Dejar un comentario