viernes 3 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Beatriz Sarlo: «La gente en la calle me conoce por 6,7,8»

El encuentro empieza de la mejor manera, o por lo menos de una manera muy significativa: con el tenis. «¿Leíste la nota sobre Federer que salió en La Nación?» Beatriz Sarlo se refiere al artículo de Sebastián Torok sobre la pervivencia de Federer en la competencia de alto rendimiento. Estamos de acuerdo en que todo pasa por el juego de piernas, comparable al de un bailarín clásico. «Algunos dicen que estudió ballet de chico. ¿Será cierto?» Sarlo conoce bien el tema. Juega regularmente en Ferro y es una espectadora impenitente de los torneos, durante los que sufre en especial los partidos justamente de Federer . Tiene también teorías que podrían merecer atención; sobre todo, cómo limitar el dominio de los grandes sacadores. «Hay que poner un solo saque. Eso obligará a los jugadores a ser más cuidadosos.»

Pero ¿por qué Sarlo, que escribió sobre tantas cosas, no escribió nunca sobre eso que la apasiona y ocupa varias horas de su tiempo? Bueno, porque nadie se lo pidió, y también por modestia frente a las columnas del crítico de cine Serge Daney, reunidas en el volumen L’Amateur de tennis. Sarlo cree que para ver un partido de tenis «hay que ver particularidades»; y nadie las vería mejor que ella. Sin embargo, se rinde ante el modelo. «Lo que me parece extraordinario del libro de Daney, para entender cómo se hacía periodismo en la década de 1980 y cómo se hace ahora, es que salvo Roland Garros todos los partidos que comentaba los veía por televisión. Es inigualable: una mezcla de retrato psicológico y retrato deportivo. La forma explícita con la que expone sus simpatías y sus antipatías, y adjetivadas. Hoy sería casi impensable: uno no podría adjetivar a un jugador de la manera en la que Daney adjetiva a los jugadores con los que no simpatiza, por ejemplo, Vilas .»

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)