15 C
Buenos Aires
miércoles 28 de octubre de 2020
Periodismo . com

Belleza hegemónica vs. «me quiero como soy»: ¿quién gana?

Una presentadora de noticias se vistió con un top transparente que dejaba ver su busto salvo los pezones, que habían sido cubiertos por “pezoneras”. La conductora es Romina Malaspina y en redes sociales se define como “conductora, TV host, actriz e influencer”. Porta una de esas bellezas indiscutibles, las que cumplen todos los requisitos que exige la belleza hegemónica: juventud, cuerpo torneado por el ejercicio, una cara espectacular.

Su aparición en cámara con el top en cuestión generó revuelo. Que si corresponde que una mujer se muestre de esa manera. Que si ostentar ese cuerpo no es “operar en favor del patriarcado”. Que si la “buena presencia” que se recomienda en el trabajo significa ir con la ropa planchada o semidesnudos.

También se puso en cuestionamiento la capacidad de la presentadora: “¿Cuáles son sus competencias para ocupar ese puesto?”. Los nombres propios, sin embargo, no interesan. En ese lugar ya estuvo una cantante pop y la chica del clima.

clarin.com  (www.clarin.com)