viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

Biden expande una política de Trump para expulsar a migrantes venezolanos

La semana pasada, la administración de Joe Biden en Estados Unidos anunció que ofrecería permisos condicionales humanitarios para 24,000 migrantes de Venezuela que cumplan con una serie de requisitos, al mismo tiempo que comenzaría a deportar a México a los venezolanos sin documentos, detenidos en la frontera, que buscan cruzarla a pie.

Ha habido confusión sobre este plan al intentar entender qué es más relevante: los permisos humanitarios o las deportaciones. Pero los primeros no deben distraernos de la noticia importante: el nuevo plan de la Casa Blanca para controlar la migración venezolana es una reafirmación de la nefasta política de deportaciones del expresidente estadounidense Donald Trump, apoyada en el Título 42, que permite las expulsiones “en caliente” y sin posibilidad de pedir asilo. El gobierno de Biden había intentado suspenderla en marzo de este año y un juez se lo negó, pero ahora, en un giro contradictorio, decidió fortalecerla y expandirla.

Por sí solo, el nuevo ofrecimiento de otorgar 24,000 permisos condicionales humanitarios es una buena noticia. Después de todo, una de las mejores maneras de atacar la crisis fronteriza es ofrecer alternativas legales a los cruces ilegales. El problema es que los permisos, en el contexto del resto del plan, parecen un intento de dorar la píldora de las deportaciones.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)