10.2 C
Buenos Aires
jueves 29 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Bienvenida «la grieta» en Argentina

Fue una linda imagen mientras duró. Pero duró poco. La “grieta” política que suele dividir a la Argentina pareció desaparecer ante el avance del coronavirus. Pero fue cuestión de que se presentara una oportunidad para que resurgiera con fuerza. Y acaso eso sea lo mejor para el país: ante la falta de instituciones de vigilancia, el encono de los ciudadanos podría ser lo necesario para oponer resistencia a los excesos del poder.

El término de “la grieta” se acuñó hace unos años para explicar la distancia que separaba a millones de argentinos. Comenzó para distinguir a quienes estaban a favor o en contra del kirchnerismo, pero con el correr del tiempo se expandió a algo más profundo, más ideológico, más inasible, pero presente: se traduce en disenso.

Ahora, ante el letargo de los otros poderes del Estado argentino y las instituciones de control y vigilancia, acaso deban ser los ciudadanos “agrietados” quienes presionen y exijan transparencia a los funcionarios públicos de todos los partidos políticos. La polarización, tan nociva y poco constructiva en la historia argentina, acaso sea ahora un mal necesario.

nytimes.com  (www.nytimes.com)