16 C
Buenos Aires
martes 18 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Bioelectricidad: así cargo mi teléfono con una pecera

Cada mañana, cuando llego a mi despacho en el Jardín Botánico, conecto el cargador del celular a mi pecera. Un rato después está tan cargado como si lo hubiera conectado a un enchufe doméstico. El secreto está en el trabajo de las bacterias electrogénicas que transforman la pecera en una celda de combustible microbiana (CCM), cuyo fundamento es el mismo de las pilas o baterías convencionales.

Para avanzar hacia la descripción de una celda de combustible microbiana resulta apropiado recordar el funcionamiento de una pila convencional (Figura 1). La mayoría de las pilas (o de las baterías de los dispositivos móviles) tienen tres componentes fundamentales: electrodos, electrolito y separador.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)