jueves 9 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Biografía de un bot ruso: Brexit, Trump, racismo y más de 50.000 seguidores

22 de marzo de 2017, atentado terrorista en Londres. El atacante, un fundamentalista islámico que desde un todoterreno y con un cuchillo dio continuidad a la amenaza del Daesh. Tras la enorme tragedia que supuso el atentado, surgieron brotes de islamofobia en la opinión pública. Algo que en su día también se vio tras los atentados de Madrid, Bruselas o Londres.

Pocos mensajes concretos tuvieron tanta exposición de cara a echar gasolina al incendio xenófobo como la propagación en Twitter de una imagen post-atentado en la que una mujer árabe pasaba de largo junto a un cuerpo tendido en el suelo mientras varias personas -blancas- parecían tratar de ayudar y permanecían a su lado. Junto a ella, una inducción a una interpretación concreta, la más xenófoba.

m.xataka.com  (m.xataka.com)