domingo 2 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Bolsonaro teme ir a la cárcel. Y con razón

El año pasado, el presidente Jair Bolsonaro les dijo a sus seguidores: “Quiero que esos sinvergüenzas lo sepan. ¡Nunca pisaré la cárcel!”.

Estaba gritando. Pero Bolsonaro tiende a exaltarse cuando habla de la posibilidad de ir a prisión. “Por Dios que está en el cielo”, declaró ante un grupo de empresarios en mayo, “nunca me arrestarán”. Como pasa “más de la mitad” de su tiempo lidiando con demandas, seguramente se siente con suficientes recursos para evitar una detención. Pero este desafío suena desesperado. El destino de la expresidenta de Bolivia Jeanine Añez, quien hace poco fue sentenciada a prisión, presuntamente por haber orquestado un golpe de Estado, se percibe con fuerza en el aire.

Para Bolsonaro, es una advertencia. De cara a las elecciones presidenciales de octubre, que según todas las proyecciones perderá, Bolsonaro está visiblemente preocupado de también ser arrestado por, como trató de minimizarlo sin dar más detalles, “actos antidemocráticos”. Ese temor explica sus intentos desesperados por desacreditar las elecciones antes de que se lleven a cabo; por ejemplo, al reunir a decenas de diplomáticos extranjeros para deslegitimar el sistema de votación electrónica del país.

nytimes.com  (www.nytimes.com)