martes 13 de noviembre

Bolsonaro ya diseña una alianza conservadora para América Latina

Sin esperar a que las urnas lo confirmen en el ballottage del domingo como el próximo presidente de Brasil, el candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, el gran favorito para los comicios, avanza en el diseño de su eventual política exterior y, en los últimos días, ya estableció contacto directo con varios líderes regionales de centroderecha con el objetivo de llevar adelante una “alianza liberal y conservadora” en América Latina.

El aspirante del Partido Social Liberal (PSL) ya había intentado organizar en julio una “cumbre conservadora de las Américas” en Foz de Iguazú, pero la iniciativa para debatir sobre política, economía, seguridad y cultura se frustró por la falta de apoyo de políticos de alto nivel invitados de la Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, así como de opositores de Cuba y Venezuela. Entonces, pocos veían a Bolsonaro con fuertes chances de llegar a la presidencia, y desde la campaña del polémico exmilitar y diputado se decidió postergar el encuentro hasta el 8 de diciembre, aún por confirmar.


Ahora que ya está prácticamente con un pie en el Palacio del Planalto, Bolsonaro inició la semana pasada una serie de conversaciones con sus futuros colegas. El primero al que llamó, el martes último, fue al presidente argentino, Mauricio Macri. En un breve pero cordial diálogo por Facetime, ambos se comprometieron a mantener la “relación estratégica” entre Brasil y la Argentina, principales socios del Mercosur. Pocos días antes, en una conferencia de prensa, Bolsonaro había indicado a la nacion que no tiene pensado abandonar el bloque comercial, pero destacó que había sido desfigurado por los gobiernos de Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), por lo que su idea era despojarlo de sesgos ideológicos y buscar hacerlo más eficiente.

Dejar un comentario