15.5 C
Buenos Aires
lunes 12 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Bolsonavirus

En dos semanas el Covid-19 detonó la crisis política más seria que enfrentó hasta ahora el gobierno brasileño. Hoy, mientras los narcos cariocas establecen toques de queda para proteger a los favelados, el presidente aconseja que las iglesias se mantengan abiertas porque “son el último refugio para las personas”. Bolsonaro está en una encrucijada: no puede bajarse de su discurso radical pero es posible que acabe cediendo y anuncie medidas para contener la pandemia. Y que para entonces ya sea demasiado tarde. Facundo F. Barrio escribe desde Río de Janeiro.

revistaanfibia.com  (revistaanfibia.com)