14.3 C
Buenos Aires
jueves 22 de octubre de 2020
Periodismo . com

Bolsos, valijas y bóvedas: los lugares elegidos para esconder el dinero de la corrupción

0

Los bolsos repletos de dólares provenientes «de la política» que José López llevó al monasterio de General Rodríguez estaban ocultos en un misterioso recoveco en el dormitorio matrimonial de la casa de Tigre del ex secretario de Obras Públicas. Para acceder al lugar había que utilizar una escalera, que permitía llegar a los tanques de agua de la vivienda. En ese diminuto espacio había listones de madera flojos que, una vez corridos, hacían surgir un doble piso separado por goma espuma. El ingenio de López para montar un escondite para plata de dudoso origen es sólo la última muestra de una serie de formas de ocultar dinero proveniente de la corrupción, o sin justificación clara.

Las múltiples formas de desviar dinero público hacia las arcas personales son sólo una parte de la ingeniería que utiliza la corrupción. Después hay otra fase del proceso, que se debe poner en marcha una vez que el dinero llega a las manos del interesado, que es la de encontrar la forma de ocultarlo, transportarlo, o de acopiarlo. Durante el kirchnerismo, los entramados de sociedades, los sobreprecios, o las supuestas coimas lisas y llanas encontraron diversos espacios de almacenamiento. De la bolsa con dinero hallada en el baño del despacho de la ex ministra de Economía Felisa Miceli, a los bolsos de López, el kirchnerismo ha explorado con las formas de ocultar el dinero.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)