domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Bonadio metió preso a Zannini, pero salvó a cuatro hombres del espionaje

En la batalla que decidió librar el juez federal Claudio Bonadio para dar con los culpables de la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman antes de morir, hubo ganadores y derrotados. Pero el principal perdedor se llama Carlos Zannini, considerado el arquitecto legal detrás del Memorándum con Irán, que según el juez buscaba encubrir a los iraníes prófugos de la masacre de la AMIA y traicionar así a la patria.

Zannini, hoy preso, no aparecía ni en la denuncia original de Nisman ni en el dictamen del fiscal Gerardo Pollicita cuando pidió indagatorias. Pero Bonadio lo incluyó en las citaciones y lo encontró responsable de encubrimiento y traición a la patria por su rol en el gobierno K. Zannini fue secretario de Legal y Técnica de la Presidencia entre 2003 y 2015. La ex presidenta lo ungió candidato a vicepresidente para las elecciones de 2015, un claro mensaje para continuar su poder si Daniel Scioli llegaba al sillón de Rivadavia. La historia fue otra: Mauricio Macri ganó las elecciones y la ahora senadora enfrenta un pedido de detención por un juez que ya la procesó dos veces. Su suerte ante una votación de desafuero depende del apoyo de la bancada que conduce el justicialista Miguel Pichetto, quien la expulsó del bloque 24 horas antes de que Bonadio firmara su procesamiento con prisión preventiva.

Fue la firma del Memorándum, en 2013, lo que vino a romper el escenario que se había armado entre el gobierno de Cristina y la calma de los expedientes en Comodoro Py. A partir de ese momento se radicalizaron el proyecto de Cristina y su embestida contra la Justicia. Ese año dejaron de circular por el edificio de Retiro los clásicos operadores judiciales y comenzaron a desfilar otros. Según publicó en aquel momento Infobae, los nuevos personajes respondían directivas de Zannini.

perfil.com  (www.perfil.com)