20.3 C
Buenos Aires
viernes 23 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Brad Pitt y la trampa de la belleza

El significado de Brad Pitt —como actor, estrella y fetiche visual supremo— puede remontarse al momento en la película de 1991 Thelma & Louise en que la cámara recorre su pecho desnudo hasta llegar a su rostro, como una caricia. William Bradley Pitt nació en 1963, pero Brad Pitt brotó de esa oda de trece segundos a la belleza masculina erotizada, iniciando una carrera y una vida analizadas de cerca, decenas de películas y toda una biblioteca de exaltaciones delirantes, chismes jugosos e imágenes de revista casi pornográficas.

El delirio ha continuado con Once Upon a Time… in Hollywood, de Quentin Tarantino, en la que Pitt interpreta a Cliff Booth, un papel perfecto para él: un doble cinematográfico experimentado y un tipo genial. Todo acerca de Cliff luce bien, tan naturalmente desenfadado, ya sea que esté detrás del volante de un Coupe de Ville o paseando por un terreno baldío polvoriento. El novelista Walter Kirn alguna vez escribió que Robert Redford “es un símbolo de la industria (cinematográfica), de alguna manera, con todo su encanto relajado californiano”. En Once Upon a Time, Tarantino transforma ese ideal con Cliff, explotando la apariencia y el encanto de Pitt para crear otro sueño californiano bronceado, dorado y muy blanco.

nytimes.com  (www.nytimes.com)