Brasil al borde de la recesión: por qué Bolsonaro no ha podido cumplir sus promesas económicas

El 1 de enero, cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asumió el cargo, a muchos les preocupaba que no pudiera unir al país.

Pero un sector fue casi unánime en elogiar el ascenso al poder de Bolsonaro: los empresarios.


El presidente de Brasil se jactó durante la elección de que no entendía nada sobre economía. Y una vez en el cargo, delegó todas las decisiones en esta área al empresario Paulo Guedes, quien se convirtió en un «superministro» a cargo de las finanzas del país.

La tarea de rescatar al país de otra recesión era urgente. Sin embargo, la economía sigue al mismo nivel que en 2014.

Los mercados estaban entusiasmados con las perspectivas de las reformas liberales que estaban por venir, pero las expectativas pronto comenzaron a desmoronarse.