20.4 C
Buenos Aires
viernes 23 de octubre de 2020
Periodismo . com

Brasil y coronavirus: el no tan curioso caso de un BolsoNerón en el poder

El Brasil de Jair Bolsonaro, desde la campaña electoral que este ex capitán y ex diputado construyó con la religión y la intolerancia como banderas, ha tenido mucho de un espejismo que ahora se revela vacío. Funcionó para los brasileños como una herramienta para castigar al conjunto de la política tradicional, particularmente al partido de Luiz Inacio Lula da Silva. Esa irritación tuvo detonantes en la crisis económica que devoró al país y una corrupción desmadrada que había acabado con los avances en el primer gobierno del PT al costo de una extendida clase media obligada a retroceder.

La conclusión es que en aquel octubre de 2018 la gente votó en contra de lo que había y no a favor de lo que venía. Un proceso de rechazo a cómo se hacían las cosas que, en su medida, replicó fenómenos semejantes en todo el mundo donde una avalancha de ultra-nacionalismos populistas creció en repudio a los políticos y la receta del ajuste perpetuo que amputaba el futuro. El propio Donald Trump, a quien el jefe de Estado de Brasil profesa una admiración sin condiciones, es un producto del mismo condumio populista que no hubiera existido sin el desamparo social que produjo la gran crisis de hace 12 años en ese país y en el mundo.

clarin.com  (www.clarin.com)