Buena noticia para Alberto Fernández: Elliott, el fondo buitre más duro con Argentina, se cansó de litigar y no saboteará un canje de deuda

Mientras Alberto Fernández sigue sin definir quiénes serán los que llevarán la voz cantante en materia de renegociación de la deuda, parte de los acreedores parecen estar más apurados que el mismo Presidente electo.

En las últimas horas se conoció que un grupo de fondos de inversión, que dicen tener clientes con bonos argentinos, quieren armar una especie de «club de la deuda» para empezar a dialogar con los referentes del Frente de Todos.


La intención es acercar posiciones para que la futura reestructuración se haga lo más rápido posible. Si bien en la lista de este «club» de acreedores aparecen fondos conocidos en la historia reciente, no aparecen particularmente dos que fueron los que más dolores de cabeza le generaron al país.