Buenos Aires también compró trenes con sustancia cancerígena a Japón

Los trenes Nagoya 5000 fueron fabricados en los años 80 para el metro de esa ciudad del centro de Japón. El Metro de Nagoya decidió sacarlos de circulación entre 2011 y 2015 para reemplazarlos por formaciones más modernas.

Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires lo vieron como una oportunidad. En 2013, la gestión del entonces jefe de Gobierno, Mauricio Macri, compró 30 vagones Nagoya 5000, que comenzaron a circular por la línea C, que conecta parte de la zona sur de la ciudad con la terminal de Retiro. Fue en diciembre de 2015, durante el mandato del actual alcalde, Horacio Rodríguez Larreta.


De acuerdo con una pericia a la que accedió CNN, los Nagoya 5000 contienen amianto, también conocido como asbesto, un mineral cancerígeno prohibido en Japón a partir de 2006 y en Argentina desde 2001.