martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Burger King acaba de descubrir dónde está el límite del humor en España: en la religión

¿Falta de respeto a las comunidades religiosas o ingeniosidad al servicio del marketing? Si hay algo que sabemos hacer bien en España es ofendernos por casi todo. En Magnet hemos contado a lo largo de varios artículos y durante varios años cómo el humor más insurgente ha sido sepultado en casi todos los sectores y medios por los mismos detractores que hoy castigan la última campaña publicitaria de Burger King.

«Tomad y comed todos de él. Que no lleva carne»: no es otra cosa que el mensaje que reza uno de los carteles de la campaña publicitaria de la cadena de comida rápida, anunciando la hamburguesa vegetariana Big King Vegetal. Carteles que, por supuesto, han terminado retirando tras despertar una gran polémica en redes sociales durante este fin de semana en plena Semana Santa.

Otro cartel rezaba «Carne de mi carne», pero con la palabra ‘carne’ tachada y sustituida por ‘vegetal’. ¿El resultado? El esperado. Horas después ya circulaba en Twitter el hashtag ‘#BoicotBurgerKing’.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)