C5N: del precipicio a líder de rating en el cable

El final parecía inexorable. Tras la llegada de Cambiemos al poder en 2015, los días de C5N estaban contados. El canal que se había posicionado como un mero instrumento panfletario de la gestión de CFK se enfrentaba al naufragio y eran muchos los que le auguraban poco futuro sin los desproporcionados ingresos de la pauta oficial K y con sus dueños, los directivos del grupo Idalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa, presos.

Más aún, el canal sumó un par de bochornos periodísticos que hicieron mella en su reputación. Por ejemplo, cuando una de las anteriores figuras del canal, Roberto Navarro, anunció que Daniel Scioli se había impuesto en los comicios presidenciales de 2015. La imagen del periodista anunciando el triunfo aún sigue circulando y se convirtió en meme.


Así, sin los ingresos millonarios de la publicidad oficial, con problemas gremiales internos, dueños cercados por la Justicia y el estigma de ser un canal ultra K en tiempos de cambio político, la señal parecía a la deriva. Sin embargo, C5N logró sobrevivir.