15.5 C
Buenos Aires
lunes 12 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Caamaño achica la «caja negra» y cambia la estructura de la AFI

Cristina Caamaño miraba la entrevista que daba Alberto Fernández en el programa de Gustavo Sylvestre cuando apareció un aviso en la pantalla que decía que por falta de pago se iba a cancelar el pack fútbol. “¿Qué dice?”, le preguntó la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia a los dos colaboradores que miraban la televisión junto a ella. “¿Cómo puede ser que estemos pagando esto?” continuó. En esta oficina del quinto piso que durante la gestión macrista ocupó Gustavo Arribas también estaban conectados los pack Fox Premium y HBO Max. Son parte de los gastos que están incluidos en los fondos reservados a los que no se puede acceder y que la nueva administración comenzó a encontrar. En la Casa Rosada no dudan en llamarla “la caja negra”, ya que se trata de más de mil millones de pesos que se manejan sin control, ni procesos administrativos o registros. El Gobierno trabaja ahora en la reducción de este presupuesto y su blanqueo, pero también en un ajuste de las estructuras que, luego de su intervención podría ser desgranada.

Mediante el decreto 565 de 2016, Mauricio Macri le devolvió la calidad de “reservados” a gran parte del presupuesto de la AFI después de que en su último año de mandato de Cristina Kirchner había decidido transparentar la mayoría de estos recursos. De acuerdo al presupuesto 2020 que el gobierno anterior había diseñado, este año le asignarían $ 3.642.050.336 de los cuales $ 1.500 millones serían destinados a fondos reservados. En poco más de un mes, la interventora ya le advirtió al Presidente que estos recursos podrán ser reducidos al máximo en el armado de un nuevo presupuesto, ya que se encontró “un descalabro” total. Antes de la intervención, el Presidente había anunciado que este dinero se destinaría en el próximo presupuesto al plan de la lucha contra el hambre.

perfil.com  (www.perfil.com)