Cae la imagen de Macri, pero su intención de voto sigue estable

Imagen en caída. La imagen del presidente Mauricio Macri sigue de capa caída y, dependiendo de la encuesta, está tocando los mínimos de su gestión aunque en niveles muy similares a los peores detectados el año pasado, en pleno impacto de la devaluación. Poliarquía, por ejemplo, en un informe que circuló esta semana entre empresarios, habla de una caída de 4 puntos en marzo (a 30% de positiva). Ricardo Rouvier muestra de enero a marzo una merma de 2 puntos y medio (38,6%). Lo llegó a tener en 36% en agosto último. Luis Costa & Asoc. hace un tracking semanal que permite ver con más profundidad las variaciones. Cerró la semana pasada con 39%, cuando en diciembre, post cumbre del G20, la imagen de Macri llegó a tenerla en un pico de 47%. En agosto, lo tenía en 39%.

Impacto de la inflación. Un principio de año a pura inflación, con aumentos tarifarios, pero también fuertes subas en alimentos, explica en gran parte las dificultades de Macri para encontrar un piso en la pérdida de imagen desde donde empezar a crecer. En la Rosada confían que ese proceso comenzará a darse, sobre todo a partir de mayo cuando, especulan, los números del Indec empiecen a mostrar una tendencia a la baja (por lo menos con cifras mensuales por debajo del 2%). Isonomía, en sus trabajos, siempre pregunta si la gente cree que Macri será capaz de controlar la inflación. En 2016 llegó a picos de 69% quienes veían eso posible; en la medición de febrero dio 25%.De todas formas, la curva muestra subas y bajas, por lo que le permite al Presidente ilusionarse con volver a crecer. De hecho, Isonomía cruza las mediciones sobre el control de la inflación y la imagen de Macri, y las curvas muestran un idéntico comportamiento.