Calcular las porciones con las manos, una estrategia para no comer de más

Regular el tamaño de las porciones es fundamental para mantenerse en peso y evitar los excesos. Para ello, además del tamaño del plato (cuánto más chico, mejor), es importante tener en cuenta la medida aconsejada para cada tipo de alimento.

Una buena forma de cumplirlo es tener en cuenta como guía visual las porciones recomendadas de acuerdo a la palma de la mano. En este método, para los alimentos menos calóricos y más nutritivos las porciones son más abundantes y aquellos ricos en grasa y azúcares deberán calcularse con la extensión de los dedos.


Además, este método evitará estar pendiente de las calorías y del peso de cada preparación.