lunes 20 de agosto

Cannabis medicinal: avanza un estudio en el Garrahan y analizan un predio para cultivar

A ocho meses de la reglamentación de la Ley 27.350, que regula el estudio médico y científico del uso medicinal de la planta de cannabis, el Ministerio de Salud de la Nación se apresta a poner en marcha un protocolo de investigación para niños que sufren epilepsia refractaria –aquella que no reponde a los medicamentos– en el Hospital Garrahan. Además, se está evaluando un predio en el INTA Castelar para comenzar a cultivar la planta con el fin de investigar y producir aceite de cannabis. Así lo confirmó a PERFIL Diego Sarasola, director del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus Derivados y Tratamientos No Convencionales.

Para el especialista en neuropsiquiatría, la evidencia científica en relación a los beneficios terapéuticos del cannabis es dispar. “Existen revisiones publicadas en revistas científicas importantes donde se habla de evidencia en algunos tipos de patologías. De hecho, una de ellas –la epilepsia refractaria infantil– es la que nosotros empezamos a investigar. Los resultados muchas veces no son concluyentes. Para eso el programa busca generar evidencia y se contactó al referente en el tema que es el Garrahan”, explicó Sarasola, docente de la Facultad de Medicina de la UNLP.


Hasta el momento, hay 90 personas inscriptas en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis que gestiona la Anmat. De esas, veinte son candidatas para el protocolo de investigación en epilepsia refractaria infantil del Garrahan. “Los pacientes incorporados al estudio recibirán el aceite de cannabis estandarizado con controles médicos estrictos, tanto de ingreso como posteriores. Porque como toda molécula, tiene efectos adversos o interacciones farmacológicas que hay que controlar”, sostuvo Sarasola, quien también dirige el Instituto de Neurociencias Alexander Luria.

Dejar un comentario