Carne adulterada en Brasil: el impacto para la Argentina

El escándalo de la carne adulterada en Brasil está convulsionando al sector frigorífico mundial; en este contexto el gran interrogante es qué impacto tiene para la Argentina. Varios son los puntos a tener en cuenta:

Ante la especulación de que la Argentina puede aprovechar la oportunidad para exportar más a aquellos destinos que cancelaron sus compras a Brasil, la realidad es que actualmente nuestro país no cuenta con un volumen de producción considerable para crecer mucho más en envíos al exterior, o no lo suficiente para suplir a la gigante industria frigorífica brasileña. En los últimos 10 años la producción ganadera y el negocio frigorífico local experimentaron una contracción muy importante de la que recién, a partir del último año, empezó a evidenciarse una leve recuperación.


Por supuesto que se puede crecer en ventas al exterior -incluso es lo que está solicitando la industria- pero todavía queda mucho camino por recorrer en materia comercial, porque -sólo para mencionar un punto- hoy la carne argentina es mucho más cara que la de Brasil, básicamente por los mayores costos de producción. En este contexto, países como Estados Unidos y Australia serían los encargados de abastecer de carne al mundo.