miércoles 5 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Carrió con todo: la chispa en el polvorín opositor y el juego de Macri para ser el único presidenciable

Elisa Carrió ofició esta semana de disparador de una «crisis controlada» pero que puede descontrolarse en cualquier momento.

Algunos sectores del radicalismo son expertos en presuntas «crisis controladas» que se terminan descontrolando. La definición de crisis controlada podría ser cercana a esto: un hecho disruptivo, que cambie drásticamente un escenario, pero que no detone por completo el sistema.

Hay dos ejemplos históricos muy interesantes: cuando parte de los jóvenes radicales de los años ’80 intervinieron en la interna peronista entre Antonio Cafiero y Carlos Menem, a favor de este último, con la idea de que el peronismo fracasaría de inmediato, de la mano de un líder caudillesco del interior con aspecto del siglo XIX. El riojano se quedó 10 años.

El otro fue cuando, también algunos sectores, empujaron a Carlos «Chacho» Álvarez fuera del gobierno de Fernando De la Rúa para quedarse con todos los cargos del Estado y terminaron generando un gobierno rengo que no pudo terminar.

iprofesional.com  (www.iprofesional.com)