Carrió, la narradora del posmacrismo

Carrió dejó de ser la actriz invitada de Cambiemos, uno de esos personajes secundarios pero potentes de las series. Su trayectoria la entrenó para capitalizar las sorpresas y las derrotas. Por eso ahora, con un Macri y una Vidal desdibujados y un Larreta atrincherado en la Ciudad, se perfila como la mejor narradora del posmacrismo. La nueva líder de la oposición que se viene siente que tiene todo para ganar: su partido, la Coalición Cívica, seguirá teniendo peso en la Cámara y ella sabe que, casi sin estar en los debates, puede dar vuelta el recinto con un discurso de dos minutos.