jueves 19 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Carta de Francisco a Scholas: anticipo de la próxima tormenta

La detonación está en marcha, aunque el momento más ruidoso aún está lejos. Las alternativas, plagadas de fallidos, del aporte nunca efectivizado a la organización pontificia Scholas Occurrentes necesariamente van a terminar en ruidos molestos que sólo el Papa podría evitar y que involucrarán a algún protagonista de ese núcleo íntimo que se le conoce a Bergoglio. Y como de la Argentina se trata, obviamente ese escándalo se confirma con fondos de por medio y antecedentes equivocos de la relación del Estado con la Iglesia en materia financiera, ahora en la última década.

El papa Francisco lo ratificó en la carta donde le pide a Scholas devolver los fondos que acercó el Gobierno argentino por pedido de la propia organización. Ese tema, con futuro de escándalo garantizado, viene siendo las delicias de la política local desde hace tiempo y las alternativas de la devolución pueden tener ecos penales.

El Papa le lanzó a los directores de Scholas una frase que, traducida del lenguaje vaticano, importa la publicidad del escándalo, una acción de tal dureza (a pesar del lenguaje pastoral utilizado) que tiene pocos antecedentes en las costumbres de la Santa Sede. «No se asusten por la palabra pero, como padre y hermano y porque los quiero, hablo claro. Tengo miedo que empiecen a resbalar en el camino hacia la corrupción. Perdón si los ofendo… pero el miedo lo tengo yo. Es un resbalón suave, casi sin darse cuenta y que, luego, sigue el camino de toda tentación: crece, contagia y se justifica… y al final uno se encuentra peor que al principio», dice uno de los tramos más complejos de esa carta que recién se conoció ahora por publicación del Vatican Insider pero que tiene fecha del 1 de junio.

ambito.com  (www.ambito.com)