Casi tres millones de personas menos en la clase media

“La Argentina de la amplia clase media que persiste en el imaginario social forma parte del pasado, un pasado muy remoto”. La conclusión surge de un estudio sobre la estratificación de la sociedad argentina y los cambios registrados a partir de las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri, que explican en gran medida la derrota de la alianza Cambiemos en las PASO: entre el primer trimestre de 2015 y el de 2019, los sectores medios pasaron de representar el 43,5 por ciento de la población a significar el 37,4 por ciento. Traducido a personas de carne y hueso: 2,7 millones dejaron de pertenecer a ese estrato para caer en la pobreza.

El estudio se titula “Argentina después de Macri. Aproximación a la Estructura Social de la Argentina actual” y fue elaborado por Ana Rameri y Claudio Lozano, coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas de Unidad Popular. Utiliza la estratificación de la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, que divide a la población en seis grupos en base al ingreso de los hogares: 1. Estrato indigente: ingreso menor a la canasta básica de alimentos (CBA) de 11.111 pesos; 2. Pobre no indigente: cubre la CBA pero no la Canasta Básica Total (CBA) de 27.588 pesos; 3. No pobre vulnerable: cubre la CBA pero no la Canasta Total (CT) socialmente aceptable de 32.425 para familia tipo propietaria y de 43.676 para inquilina; 4. Medio frágil: supera la CT en un 25 por ciento: 40.532 y 54.596 pesos respectivamente; 5. Medio: no logra cuadruplicar el valor de una CT: 129.703 para una familia tipo propietaria y 174.707 si es inquilina; y 6. Estrato acomodado: supera esos ingresos.