martes 11 de diciembre

Catherine Millet. “El movimiento #MeToo es absolutamente antidemocrático”

Es la escritora francesa, crítica de arte respetadísima y fundadora de la revista Art Press que en enero firmó, junto con Catherine Deneuve y cerca de cien mujeres de Francia, un manifiesto en contra de la avalancha acusatoria del #MeToo. Esa declaración, que planteaba una crítica a las denuncias públicas de acoso y abusos sexuales, desató acusaciones mutuas entre mujeres comprometidas con la causa feminista. “Nosotras defendemos la libertad de importunar, indispensable para la libertad sexual”, dijeron las francesas que se oponen al señalamiento público y al “puritanismo” que, según ellas, se deriva del #MeToo y a la mujer reducida a la condición de víctima. Aunque sí condenaron la violación de forma tajante.

Es la autora que en 2001 decidió exponer al detalle las deriva de su deseo sexual en una autobiografía erótica repleta de las “partuzas” que vivió en su juventud, las orgías, el sexo con cantidad de desconocidos y más de cuarenta hombres identificables, casi como lo hubiera hecho un varón orgulloso de sus aventuras amatorias. El libro se llamó La vida sexual de Catherine M., vendió 3 millones de ejemplares y fue traducido a 45 idiomas.


Catherine Millet, que visitó Buenos Aires invitada por la Secretaría de Cultura para su ciclo Ideas y estuvo a cargo del discurso inaugural del Filba, es una de las intelectuales más contestatarias a la hora de pensar los asuntos del feminismo, la moral sexual, el patriarcado y el deseo femenino. Capaz de provocar rechazo, irritación, adhesión ferviente y respeto por parte de una militancia feminista que valora su calidad intelectual, escapa tanto al cliché de la francesa de aspecto sofisticado como al de la intelectual distante. Durante la charla se expresa con calma, sin arrogancia ni imposturas de diva, con la cercanía que podría tener una amiga experimentada. Y no se priva de lanzar algunos de sus dardos: “La relación amorosa es una relación de sumisión”, dirá. “Las chicas encuentran cada vez más el placer entre las chicas”, apuntará, también.

Dejar un comentario