19.4 C
Buenos Aires
lunes 12 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Cenar tarde, hacer vida nocturna y usar el móvil antes de dormir engorda

Estamos acostumbrados a escuchar los beneficios de madrugar o de tener una rutina específica de sueño o de comidas. Pero, ¿se aplican estas ventajas a todos por igual? Uno de los factores que intervienen es el cronotipo de cada persona. Esto es la predisposición natural de experimentar picos de energía o momentos de descanso según la hora del día. Es distinto en cada persona.

Cuando se les da a elegir, hay personas que muestran una preferencia por realizar sus actividades por la mañana. Estas tienden a desayunar y comer o cenar pronto, por lo que presentan un cronotipo “matutino”. En lenguaje coloquial se les llama también “alondras”.

Por otro lado, otros individuos prefieren realizar sus actividades por la tarde o noche. Estos individuos presentan un cronotipo nocturno y se les denomina “vespertinos o nocturnos”. En lenguaje coloquial serían “búhos”.

theconversation.com  (theconversation.com)