CFK armó para Fernández el megabloque de senadores que ella nunca pudo tener

En una jugada sorpresiva, Cristina Fernández de Kirchner propuso como autoridades del Senado a la ex gobernadora de Santiago del Estero Claudia Ledesma Abdala y al ex gobernador de Misiones Maurice Closs y se garantizó el armado de un megabloque oficialista único que tendrá 41 miembros y garantizará el quórum y la aprobación de leyes. La apertura del juego a las provincias resultó clave para la formación de un solo bloque, con un número tan contundente como el que no tuvieron Néstor Kirchner ni la propia ex presidenta cuando ocuparon la Casa Rosada.

“Hay que jerarquizar la situación en la que está el país. No hay margen para otra cosa. No hay lugar para los personalismos ni rencores”, dijo ante Letra P un senador peronista que participó este martes de la reunión del bloque Justicialista que se celebró en el segundo piso del Palacio Legislativo, donde se formalizó el cambio de mando en la conducción, que pasará del cordobés Carlos Caserio al formoseño José Mayans. Caserio todavía no resolvió si finalmente aceptará el ofrecimiento de Fernández para sumarse al gabinete nacional, pero Mayans recibió el respaldo de todos los senadores que formarán parte de la nueva bancada para ser su titular.