Chau Cacho Castaña: Un tanguero viejo no es machirulo

Y sí. La cultura tanguera es un dechado de inconveniencias para el nuevo status femenino. Sus mentores quedaron fuera de rango y exigirles un reseteo mental “de género” a esos tipos que engordaron panzas en cafetines de barrio es como pretender valores republicanos en el Medioevo.

Para el caudillaje feminista (que no tiene la patente del movimiento) la muerte de Cacho Castaña impuso un día de celebración. La del adiós al machirulo más desembozado de la Argentina. No entendieron que un tanguero de casi ochenta años era, por naturaleza, irrecuperable.


“Ésta me sacó del jonca”, dijo hace unos años Cacho abrazando a su joven mujer, a modo de piropo. Y vayan a explicarle que ella no es ésta. O que sus chistecitos sexistas dejaron de causar gracia hace ya un tiempo.