martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

China busca pistas sobre Taiwán en la crisis ucraniana

Las ventanas en el Ministerio de Asuntos Exteriores chino, un complejo con cierto parecido a una colmena en el centro en Pekín, han estado iluminadas hasta altas horas de la noche estos últimos diez días. Son indicio del frenesí de actividad en su interior desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, diese la orden de invadir Ucrania el 24 de febrero. La imagen se repite en otras dependencias estatales y del Partido Comunista. China, el socio más cercano de Moscú, sigue con intensa atención el desarrollo de la guerra y la reacción de Occidente, para evaluar su propia respuesta y sacar lecciones. Muy especialmente, sobre su interés geopolítico primordial: Taiwán.

Pekín considera la isla al otro lado del estrecho de Formosa, en la que se refugió el ejército derrotado del Kuomintang tras el triunfo comunista en la guerra civil china, en 1949, parte inalienable de su territorio. Su gran ambición, superior a cualquier otra, es lograr el control de Taiwán, preferentemente por la vía pacífica aunque ―según ha dejado claro una y otra vez― sin renunciar a la fuerza si es necesario.

elpais.com  (elpais.com)