29.1 C
Buenos Aires
lunes 25 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

China: Deshauciar a los más pobres

La campaña en China para expulsar a los trabajadores migrantes de Beijing está diseñada para exprimir más beneficios del suelo urbano y reservar la ciudad para las élites.

El 18 de noviembre, un incendio en las afueras de Beijing mató a diecinueve personas , entre ellas ocho niños. La escalada de los alquileres en el núcleo urbano ha empujado a la clase trabajadora – especialmente a los trabajadores migrantes sin permiso de residencia local – a unas casas mal construidas, llenas de gente, y mal reguladas, que han preparado el escenario de esta tragedia completamente predecible. Unas condiciones de vida peligrosas, desplazamientos excesivamente largos, y la exposición a riesgos para la salud son el precio que los migrantes pobres tienen que pagar para acceder al creciente mercado de trabajo urbano.

Tras el incendio, el gobierno de la ciudad de Beijing – casi con toda seguridad, tras consultar con la dirección nacional – se cuadró. En cuestión de días, lanzó una campaña de cuarenta días para hacer frente a las violaciones de seguridad de los edificios. Pero la intención real se ha hecho rápidamente evidente: librar a la ciudad de la gente considerada superflua.

sinpermiso.info  (www.sinpermiso.info)