martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

China: el hipermercado del mundo al que apuntan los argentinos

Llegar a China produce varias sensaciones. La primera tal vez es que lo único importado es uno, porque todo lo que se lleva encima, desde los zapatos a la camisa, vuelven a su país de origen. Eso es, entre otras cosas, el gigante oriental, una especie de gran hipermercado del mundo, donde todo está orientado al consumo y donde hay que hacer un gran esfuerzo para entender que se está en un país comunista.

En Shanghai, una ciudad sorprendente por donde se la mire, conviven las tres Chinas: la milenaria con sus tradiciones, barrios típicos y mercados donde se pueden encontrar los más variados tipos de té y las comidas más insólitas para el mundo occidental, como carpaccio de serpiente, sapos o sopa de tortuga; la China actual con sus shoppings con marcas de lujo y sus tiendas made in Shanghai; y la futurista, donde se encuentra el centro financiero y las innumerables torres de edificios de oficinas y hoteles, una postal que tranquilamente puede confundir a esta ciudad oriental con Nueva York, Boston o Chicago.

Shanghai es quizá la mayor representación de lo que significa China hoy. Un país emergente que es la segunda potencia mundial medida en Producto Bruto Interno (PBI) con sus u$s 10,36 billones, de acuerdo al FMI, y primera en términos de paridad de poder adquisitivo. En 2014, su PBI per cápita rondó los u$s 10.000, situación que la coloca en la posición 90 entre los países con mayor PBI per cápita.

cronista.com  (www.cronista.com)