15 C
Buenos Aires
viernes 15 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

China, la mayor cárcel de periodistas del mundo

Cuando la Bolsa china volvió a hundirse la semana pasada, el autoritario régimen de Pekín se olvidó de su burbuja y de la ralentización que sufre su economía y, al más puro estilo comunista, se puso a buscar culpables a modo de purga revolucionaria. Tras abrir una investigación policial de la que solo se conocen los datos aportados por los medios estatales, controlados por la propaganda, fueron detenidos varios agentes de fondos de inversión y un periodista de la respetada revista económica «Caijing», que ha destapado no pocos casos corrupción.

Ante la televisión estatal CCTV, el reportero Wang Xiaolu fue obligado a confesar que había «desestabilizado» el mercado con un artículo en el que informaba de que las autoridades iban a dejar de inyectar dinero público en la Bolsa, como han estado haciendo hasta ahora para evitar que siga cayendo. «No debería haber publicado ese reportaje que afectó tanto al mercado en un momento tan sensible. Yo he causado grandes pérdidas al país y a los inversores. Lo siento profundamente», reconoció Wang Xiaolu, último profesional de un medio de comunicación detenido en China.

abc.es  (www.abc.es)