martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

China tiene un gran problema que Xi Jinping no puede resolver

Esta semana, el acontecimiento más importante en China ha sido el gaokao, el exámen nacional anual de dos días de duración para acceder a la universidad. Los angustiados padres esperan a que sus hijos atraviesen esta prueba de nueve horas de duración. Quienes tienen hijos más pequeños repasan las preguntas de los exámenes, que se publican una vez terminados, preparándolos para lo inevitable. En lo que respecta a las parejas que se plantean formar una familia, sólo imaginarse el gaokao puede ser para ellos un anticonceptivo bastante eficaz.

Las preguntas del examen están prácticamente diseñadas para que los estudiantes reprueben. Por ejemplo, en las pruebas de lengua china, las pruebas a libro cerrado exigen un dominio casi enciclopédico de la historia, la literatura clásica e incluso la actualidad. En esta ocasión, una pregunta versaba sobre el nombre de un pabellón de la novela clásica del siglo XVIII “El sueño de la habitación roja” (Dream of the Red Chamber); otra pregunta se refería a las estrategias del juego Go (un juego de mesa estratégico); una tercera pedía una crítica de 800 palabras sobre un minidocumental producido por la televisión estatal CCTV (por sus siglas en inglés) sobre el centenario de la Liga de la Juventud Comunista.

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)