24.7 C
Buenos Aires
miércoles 27 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

China vive su particular revolución sexual tras siglos de puritanismo

China ha vivido casi un milenio de represión sexual. El puritanismo que empezaron los neoconfucianistas durante la dinastía Song (979-1279), el régimen maoísta lo llevó al paroxismo. Cualquier experiencia de pareja fuera del matrimonio era ilegal y podía acarrear el delito de “gamberrismo”. En 1989 apenas un 15% de los chinos reconocía haber mantenido relaciones prematrimoniales; hoy esa cifra supera el 71%, según la veterana sexóloga y activista por los derechos de los homosexuales Li Yinhe, que considera que su país vive una “revolución sexual”.

Atrás quedan los días de uniforme unisex para todo el mundo y de permisos de la unidad de trabajo para casarse y poder mantener relaciones. Los sexshops ya no son aquellos negocios pioneros que recibieron los primeros permisos para abrir a mediados de los años noventa, bajo la estricta condición de que su fin primordial fuese la educación. Hoy el número de estos comercios supera los 200.000 en todo el país; China fabrica el 70% de los juguetes sexuales de todo el mundo. El sector movió casi 6.400 millones de euros el año pasado, una cifra que no va a parar de crecer.

elpais.com  (elpais.com)