21.1 C
Buenos Aires
domingo 18 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Científicos consiguen producir electricidad a partir de lágrimas

La piezoelectricidad es un fenómeno conocido desde hace más de un siglo. Ocurre cuando ciertos tipos de cristales naturales o sintéticos son sometidos a tensiones mecánicas, deformándolos, apareciendo cargas eléctricas en su superficie.

Fue observado por Pierre y Jacques Curie en 1880 estudiando la compresión del cuarzo, y su primera aplicación práctica, que consiguió transformar una señal mecánica de presión en una señal eléctrica, fue el sónar. Otra aplicación más cotidiana son los encendedores eléctricos que todavía se utilizan en las cocinas de gas.

Ahora un equipo de científicos del Instituto Bernal, de la Universidad de Limerick en Irlanda, ha descubierto que aplicar presión a una proteína que se encuentra en las claras de huevo y en las lágrimas, puede generar electricidad.

labrujulaverde.com  (www.labrujulaverde.com)