viernes 3 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Cinco chistes que revelan por qué los economistas casi siempre se equivocan

«¿Por qué los tiburones no atacan a los economistas?» Respuesta: «Cortesía profesional».

Esta breve muestra de humor mordaz es sólo un ejemplo de la cantidad de bromas que se pueden hacer a costa de una profesión con fama de seria y engorrosa, la de los economistas.

En «El chiste y su relación con el inconsciente», Sigmund Freud decía que los chistes, además de hacer reír, revelan verdades ocultas de la vida social.

Y los economistas no son ajenos a esta dinámica del humor que tiene un mensaje detrás.

Veamos: si alguien cuenta que «le pedí su número de teléfono a un economista … y me dio una estimación» el chiste reside en que el único teléfono que no tiene un número preciso es, paradójicamente, el del supuesto «experto en números»: el economista.

bbc.co.uk  (www.bbc.co.uk)