Cinco días, un millón de personas y mucha coordinación: la lucha de Hong Kong contra el control de China

Los hongkoneses acumulan cuatro días de durísimas propuestas y subiendo. Uno de cada siete ciudadanos ha estado en las calles luchando contra porrazos, disparos de bolas de goma a bocajarro y esprais de pimienta. Al menos 70 personas, entre manifestantes, periodistas y agentes de policía han resultado heridas.

Una población muy organizada: los hongkoneses tienen experiencia después de haber vivido escenas muy similares en 2014, cuando una pequeña manifestación estudiantil se convirtió en una protesta que tomó el centro de la capital durante tres meses, el conocido como Movimiento de los Paraguas. Entonces se organizaban en Facebook. Ahora, para evitar problemas, usan mensajería encriptada en módulos en los que van avisando y coordinando a más gente. También han aprendido muy bien cómo desactivar algunos ataques de la policía.