24.6 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Cinco diferencias entre la película y la serie sobre el clan Puccio

En tiempo de revisionismos y, por qué negarlo, no tantas ideas revoloteando, el cine y la televisión vernáculos se hermanaron en un aniversario: los 30 años de la caída de una de la bandas criminales que más atención acaparó en nuestra historia reciente. La historia del «clan Puccio», tal como se bautizó mediáticamente por entonces, tenía todos los condimentos de un buen policial, sumado a altas dosis de morbosidad por sus peculiares características.

Un padre inescrupuloso, una madre resentida, un hijo exitoso pero socialmente incómodo, otro sumiso y ambicioso… Así se fueron dibujando en el imaginario las piezas de un rompecabezas que dio mucho que hablar, y que se mantuvo como una historia viva a través de los años. Porque cada vez que Alejandro intentaba suicidarse o que Arquímedes era descubierto violando su arresto domiciliario, el relato sobre esa familia movilizada por el dinero agregaba un episodio a su oscuro derrotero.

Tan viva se mantuvo la historia que, un día, Sebastián Ortega pensó que merecía ser interpretada. Y también lo pensó Pablo Trapero. Surgieron sendos proyectos, íntimamente emparentados desde sus orígenes -la bendición de Telefe-, aunque potencialmente distintos, que tuvieron un largo trabajo de producción y generaron mucha expectativa en el público. Finalmente, la película El clan se estrenó el pasado 13 de agosto, y en poco tiempo consiguió batir varios récords; Historia de un clan , la serie de 11 capítulos que produjo Underground con el apoyo del INCAA y de la señal TNT, tuvo su promisorio debut este miércoles.

personajes.lanacion.com.ar  (personajes.lanacion.com.ar)