sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Cinco inversiones que prometen

Un año electoral, con cambio de ciclo político incluido, es un momento muy difícil para cualquier inversor. El gobierno que se retira hace todos los esfuerzos para aparentar una excelente gestión y los que quieren sucederlo pintan un escenario más dramático. Ambos confunden. Lo cierto es que el próximo presidente recibirá un país con una economía que necesita muchas correcciones, pero lejos estará de heredar una profunda crisis. Quedaron para los libros de Historia el crecimiento a tasas chinas, los superávits gemelos, la baja inflación y la alta inversión del período 2003-2007, pero tampoco se está en el peor de los mundos.

Aunque, quien asuma en octubre, tendrá muchos desafíos: desde enfrentar una caída de los precios de las materias primas hasta unificar los tipos de cambio o liberarlos –porque el atraso cambiario está devastando sectores de la economía que dejaron de ser competitivos–, pasando por terminar con las restricciones que complican la inversión, arreglar con los fondos buitre para que el país vuelva a los mercados de deuda y pueda financiarse a tasas más bajas, bajar la inflación y el déficit fiscal e incrementar las reservas. No es poca cosa: las herencias recibidas por los expresidentes Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde o Néstor Kirchner no tienen comparación con la que tendrá que gestionar el próximo mandatario. Y, salvo pequeños matices, todos los candidatos tienen el mismo diagnóstico sobre lo que hay que hacer para resolver las inconsistencias de la economía nacional. Según los posibles escenarios, he aquí cinco inversiones que prometen. Porque, como en una partida de ajedrez, no sólo hay que saber qué pieza mover, sino también anticiparse a todas las posibles jugadas del mercado…

apertura.com  (www.apertura.com)