miércoles 20 de junio

Clarín, euforia y depresión: el ocaso del gran diario argentino

La contracara de la expansión del capital económico del Grupo Clarín, que vive una fase eufórica con la fusión en curso entre Cablevisión y Telecom, es la licuación de su poder simbólico, en la medida en que subordina la usina de noticias y opiniones que durante décadas cultivó en el diario de cabecera a su negociación con el Gobierno para catapultarse como el principal conglomerado infocomunicacional de la Argentina. Paradojas de la concentración: el poder de lobby es sacrificado en el altar del poder en las comunicaciones. Así, el llamado hard power (las infraestructuras, los fierros) lapida al soft power (la persuasión, la negociación conversada).

Por cierto, no sólo el diario Clarín pierde lectores y ésta es una tendencia que perturba a empresas de medios en todo el planeta, además. Los últimos 15 años fueron funestos para la industria de diarios. Todos los indicadores son negativos, en particular, los que más inquietan a las empresas periodísticas, asociados a la expectativa de rentabilidad y a la sospecha cierta sobre su insostenibilidad. La caída constante de los ingresos publicitarios, en paralelo a la migración del público lector hacia dispositivos digitales, definieron el cierre de muchos periódicos y provocaron el despido de periodistas y la búsqueda desesperada de nuevos modelos de negocios que, hasta ahora, se parecen más a esos oráculos polisémicos e inasibles del I Ching que a un método confiable para salvarse del naufragio.


Pero en los medios argentinos la desgracia no golpea de modo parejo. Clarín sufrió y sufre la peor debacle, con una fuga del 50 por ciento de sus lectores tradicionales entre 2003 y 2018, mientras que La Nación perdió el 35% y Diario Popular, el tercero en el podio de los diarios con mayores ventas, retuvo el 93% de su mercado en papel. Curioso que el periódico cuyos destinatarios pertenecen a un segmento socioeconómico más bajo haya venido campeando la crisis con mejores armas. Así lo muestran las estadísticas que releva el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), que, además, atestigua el desplazamiento en el cuarto lugar de los diarios con mayor circulación de un matutino perteneciente al Grupo Clarín, La Voz del Interior, por La Gaceta de Tucumán a partir de 2011.

Dejar un comentario