Claves para invertir el aguinaldo

Con el medio aguinaldo recién embolsado y si se es afortunado sumado también a algún bono especial de la empresa o sueldo complementario entero -aunque a decir verdad 2018 viene flojo en compensaciones extras-, la opción de no gastarlo íntegro debería entrar en las alternativas a considerar.

Un porcentaje destinado a ahorro de mediano o largo plazo puede, en primera medida, servir de colchón para amortiguar algún imprevisto financiero en 2019, que será todavía un año de mucho estrés en lo económico. Fuera de esto, preservado y aumentado su valor, tiene desde aplicaciones muy inmediatas, como pagar vacaciones, hasta ser el punto de partida para la adquisición de bienes durables.