Claves sobre el conflicto por las escuelas nocturnas en la Ciudad de Buenos Aires

El Gobierno porteño decidió no abrir la inscripción para primer año y reducir cursos en instituciones a las que hoy asisten 4.400 estudiantes, y en donde trabajan 1.500 docentes. Desde los gremios docentes critican la decisión oficial y proponen alternativas. ¿Cuáles son los argumentos de ambas partes y qué datos existen?

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires resolvió no abrir la inscripción para el primer año en 14 escuelas comerciales nocturnas y la reducción de cursos en otras nueve instituciones en donde se dictan clases de secundario para adultos. Esta decisión, publicada en el Boletín Oficial porteño el 14 de diciembre último, afecta a aproximadamente 4.400 estudiantes y 1.500 docentes, según señalaron a Chequeado desde el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad. Desde los gremios docentes critican la medida y proponen alternativas. ¿Cuáles son los argumentos de ambas partes y qué datos existen?


El inicio del conflicto se dio cuando el Gobierno porteño anunció que, a partir de 2019, se cierra la inscripción para cursar el primer año en 14 secundarios comerciales nocturnos (ver el listado), que están destinados a alumnos mayores de 16 años. Además, informó que quienes ya estén estudiando en estas instituciones podrán seguir haciéndolo hasta el final del ciclo lectivo de 2022.