8.5 C
Buenos Aires
sábado 19 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Cobertura periodística del covid-19: «Se alcanzó un nuevo récord»

Para el periodismo, la pandemia fue una enorme oportunidad pero manchada por la tentación. La oportunidad era que se presentaba un evento único que implicaba conocimientos diversos: estadísticas y probabilidades, medicina y biología, sociología y política; todos esos pares confluyendo en la trayectoria país por país de un puñado de nucléotidos recubiertos por una membrana puntuda. Era una tarea ideal para un generalista –algo que el periodista debería ser–, alguien que tuviera la capacidad de mirar varias cosas al mismo tiempo, sin la profundidad del especialista en cada una de las áreas pero con la posibilidad de integrarlas en una mirada abarcadora. Era la oportunidad de brillar, de buscar y proveer información precisa y de no dejarse arrastrar por la anécdota particular cuando las consecuencias relevantes para la población se medían estadísticamente.

Sin embargo, con la enfermedad llegó también la tentación. Como le pasó a Jesús en el desierto, la tentación no fue una, sino varias. La diferencia fue que el periodismo venció a la tentación sucumbiendo de lleno en sus brazos.

Principalmente las tentaciones fueron tres: sumarse a un coro unánime elevando su voz por sobre todas las demás pero cuidándose de no contradecirlas, erigirse en juez de los ciudadanos y, por último, priorizar por su repercusión a las noticias negativas.

seul.ar  (seul.ar)