Cómo Allbirds logró entrar en el competitivo negocio de la venta de zapatillas dominado por marcas como Nike y Adidas

Hace cuatro años Joey Zwillinger era un ejecutivo que ganaba mucho dinero trabajando en una exitosa empresa biotecnológica en Estados Unidos.

Hasta que un día decidió dejar su trabajo para crear una startup de zapatillas de lana, dejando a sus amigos y familiares con la boca abierta.


«Naturalmente dijeron que era bastante estúpido», cuenta Zwillinger. Y esa fue una de las reacciones más educadas.

¿Por qué a alguien se le ocurriría entrar en una industria donde empresas como Nike y Adidas invierten millonarios presupuestos en campañas de marketing y crean miles de diseños cada año?