Cómo cambió en los últimos 10 años la vida económica de los argentinos

Termina una década en la que una vez más la economía argentina repite ciclos de avances y retrocesos, con saldo en general negativo para el presupuesto de las familias, y también para las empresas.

Diez años atrás el mundo se debatía por la incertidumbre que generaba la salida de la crisis de las hipotecas, donde el cambio de tendencia de las tasas de interés hizo colapsar a los mercados inmobiliarios de los EEUU y Europa, y forzó políticas coordinadas para “salvar” a los bancos, para evitar una crisis sistémica con consecuencias muy delicadas sobre el conjunto de la economía y de la población. El resultado fue la interrupción del ciclo de crecimiento a “tasas chinas”, en torno a 10% por año en las economías emergentes.